La pandemia y el cambio en los uniformes escolares en Chile

Por: Florencia Plá.

Vuelta a clases luego de la pandemia. Imagen rescatada de istock.


Luego del regreso a clases tras la pandemia en el país distintos cambios debieron ser implementados para un buen retorno a las aulas presenciales. Una de ellas fue la flexibilización del uso de uniforme escolar, medida sujeta a debate y polémicas incluso antes del confinamiento.


Al principios del año escolar de 2022, luego del fin del confinamiento, casi el 30% de los municipios dentro del país dieron a conocer que no iban a exigir el uniforme a sus alumnos/as. Tampoco se les podría excluir de actividades a aquellos que no lo utilicen, según las normas que entregó el Ministerio de Educación. Todo esto, debido a la pandemia y las dificultades sociales y económicas que esta trajo consigo.

Dentro del mismo periodo, se publicaron los resultados de una investigación realizada por la Universidad Autónoma, en donde se concluyó que el uniforme escolar no afecta el rendimiento escolar ni cognitivo de los estudiantes. Además, el 64.1% de los escolares afirmaron que el uniforme tradicional afecta la realización de actividades físicas. Aun así, parte de los encuestados prefieren el buzo y se sienten menos discriminados dentro de los recintos.

En los planes escolares 2023, cada colegio posee el derecho de elegir si exige el uniforme o no. En caso de que para años siguientes se quiera hacer algún cambio, se le debe comunicar a los apoderados hasta marzo como máximo y la reforma puede ser vigente 120 días después de darse a conocer. El experto en educación y docente de la Universidad de Santiago, Mario Sobarzo, comentó en conversación con Radio U. de Chile: «No debiéramos seguir exigiendo uniforme escolar y debiéramos abrirnos a plantearnos si los chicos y las chicas pueden ir con otro tipo de implemento”.

Actualmente, se está en la espera de que se apruebe el proyecto que modifica la ley 20.370 en el cual se pide que sea eliminado el uso de uniformes con distinción de género, con el fin de que exista una igualdad y de disminuir la discriminación en los colegios. Con esta medida también se ayudaría a aquellos(as) alumnos(as) que no se identifican con su género asignado al nacer. Por el momento, la propuesta sigue en su primer trámite constitucional.  


Te invitamos a revisar esta línea cronológica de la evolución de los uniformes escolares con el paso de los años en Chile.

Artículos recomendados