Protestas estudiantiles: La caída de los movimientos tras la pandemia

Por Catalina Muñoz Inostroza.

Las protestas y movimientos estudiantiles han dejado de ser noticia, a pesar del aumento en las cifras de actos de violencia cometidos por estudiantes y del intento por reactivar las evasiones de Metro en octubre de este año.

Protestas estudiantiles tras pandemia
Protestas y disturbios en las afueras del Instituto Nacional. Foto: Hans von Marttens. Vía Flickr.

El 14 septiembre de 2023, los medios de comunicación informaban sobre la quema de dos buses del sistema RED en el centro de Santiago. El acto habría sido cometido por un grupo de desconocidos vestidos con overoles blancos, a quienes más tarde carabineros identificarían como estudiantes del Liceo de Aplicación. Días más tarde, el día 25 del mismo mes, alumnos del mismo establecimiento se enfrentaron a fuerzas policiales con bombas molotov y rociaron con líquido acelerante a un inspector.

Los actos de violencia cometidos por escolares alcanzaron su punto cúlmine a inicios de octubre de este año, fecha en la que se publicó un catastro con los registros de carabineros. Según sus cifras, hasta la fecha se habrían producido 133 eventos violentos efectuados por estudiantes, sobrepasando la cantidad de sucesos de 2022. Sin embargo, la voz de los movimientos convocados por alumnos de enseñanza básica y media se ha visto silenciada desde entonces.

La pandemia del COVID-19 obligó a los establecimientos educacionales a lo largo del país a suspender sus clases presenciales e impartirlas de manera online, pero también interrumpió las mociones de protesta estudiantil que seguían vivas tras el 18 de octubre de 2019. Recordemos que las evasiones y manifestaciones en el sistema Metro que más tarde iniciarían el «estallido social» fueron iniciadas por estudiantes secundarios.

En octubre de este año, estudiantes secundarios reactivaron la evasión de los torniquetes de Metro, a cuatro años de la exitosa moción de 2019. La causa fue alza de la tarifa del pasaje luego de un congelamiento sostenido desde la fecha. Sin embargo, la noticia no se volvió de interés nacional, pese a ser difundida por distintos medios nacionales, como La Tercera y Bío Bio. Si bien el motivo tras este silencio puede ser la falta de iniciativa de los estudiantes tras el regreso a clases presenciales, esta situación es de extrañar en el panorama estudiantil chileno, que desde hace más de diez años se caracteriza por la motivación de protestas y manifestaciones tanto en nombre de la educación como de otras causas sociales.

Artículos recomendados