Explorando la evaluación educativa en Chile: El SIMCE después de la pandemia

Ante el regreso a las clases presenciales, se vuelve crucial medir el impacto de los tres años de aprendizaje desde casa de los escolares debido a la pandemia. En este escenario, el SIMCE emerge como la herramienta fundamental para evaluar el rendimiento de los estudiantes.


Por Arlette Ramírez Montecinos

Recuperada en la página web de Mineduc (Ministerio de Educación). Mineduc.cl


Luego de que la pandemia del COVID-19 se esparciera por todo el mundo, el sistema educativo chileno se vio impactado por las nuevas modalidades establecidas por el Ministerio de Educación, entre ellas el SIMCE, una prueba que analiza el rendimiento de tanto estudiantes como establecimientos educacionales y que se realiza cada año en todo Chile.

¿Qué cambios obtuvo el SIMCE estos últimos cinco años? El Sistema de Medición de la Calidad de la Educación (SIMCE) ha atravesado un viaje de transformaciones significativas. Estas modificaciones han estado dirigidas a adaptar la evaluación a las demandas cambiantes del sistema educativo chileno. Sin embargo, el rumbo de este trayecto experimentó un giro abrupto con la llegada de la pandemia de Covid-19, resultando en la suspensión temporal del SIMCE. Esta interrupción, considerada como una medida necesaria, ha suscitado interrogantes sobre cómo retomar esta herramienta fundamental en el escenario pospandémico.

Si se retrocede el tiempo, en el año 2019, 222.353 estudiantes de 5.953 establecimientos rindieron la prueba, específicamente estudiantes de 8° Básico. Ante la problemática social que vivía Chile, los estudiantes de 4° Básico e II° Medio no pudieron rendir la evaluación, desregulando el sistema educativo durante los meses de octubre y noviembre. Debían resguardar la integridad de los alumnos y docentes, afectando a 2.304 establecimientos, que equivalen al 31% del total de recintos. No contaban con información de los 4° Básicos, impidiendo planificar acciones que garantizaran mejoras en el aprendizaje. 


Durante la pandemia, el SIMCE del año 2020 es reemplazado por la Prueba Muestral. “Era una medida necesaria y de amplio respaldo, tanto en el mundo experto como entre las comunidades educativas […] Fue una de las medidas recomendadas por la mesa de trabajo interuniversitario Covid-19 que encabezaron las universidades de Chile y Católica», mencionó Elizabeth Simonsen, Periodista de Investigación Avanzada en Educación. «Es fundamental enfocarse en los docentes y apoyarlos en la reorganización de las materias, a través de las clases online, para volver a reconectar con los alumnos, y lograr reforzar las habilidades», agregó. Esta prueba se dio a fin de año, no tiene consecuencia, es más, se dio la decisión de realizarla de manera voluntaria.

Ahora, con el regreso a las clases presenciales, surge la imperiosa necesidad de reflexionar sobre el papel del SIMCE en la evaluación de tres años de aprendizaje desde casa. Comparando desde el año 2019, que también sufrió alteraciones debido al estallido social, ante las desigualdades que vivía el país, hasta hoy.


A continuación, se presenta una línea de tiempo, que ordena los acontecimientos más importantes que ocurrieron con el SIMCE desde el año 2019 hasta el 2023.


Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *